jueves, 18 de diciembre de 2008

Vive Tellier, mort au Père Noël!

Me estaba comiendo el coco en cual iba a ser mi postal de Navidad para el blog. Es tan pipiolín este blog, que incluso les ha escrito la carta a los Reyes Magos. Iluso. Pero al final me he dicho: ¡Ni Navidad ni hostias!

Aunque todo este rollo navideño lo hayan inventado los yanquis, si no fuera por los chinos no sé cómo hubiera sobrevivido. He pasado por el "Todo a 100 taichi y más" -nombre auténtico del chino gigante que me queda más cerca de casa-, y me he dado cuenta de hasta qué punto la fiesta se va de madre. Prometo fotos.

Mientras tanto algo tenía que hacer. Como una especie de Sal de frutas Eno mental, para poder tirar adelante con estos días. Así que he decidido daros un detallito, un vídeo. Fijaros en los planos grabados en la piscina, una maravilla.

Ya sé que este vídeo que os regalo está más visto que cualquiera de los superblogs que a los que todos estais suscritos(como el mío y sus miles de seguidores...). Pero la única manera que se me ocurre de desearos que esta época del año pase lo más rápida posible es con la canción que más me ha hecho reir este año. Lo mejorcito de Eurovisión en siglos -con polémica, éxito de verano y anuncio de Renault incluido-.


Si el niño Jesús hubiera sido como tenía que ser, al hacerse mayor se hubiera convertido en Sebastien Tellier. Y la vida hubiera sido por lo menos más bailonga. Dejarse de valles de lágrimas y historias por el estilo.

Ahí va mi felicitación.


1 comentario:

fred menier dijo...

Tu y vas un peu fort avec le "mort au père Noël".
Tu carta de navidad me gusta musshhhooo!