martes, 23 de diciembre de 2008

No se va a acabar el mundo

Como no se va a acabar el mundo, que es lo que parece en estos días antes de las fiestas, os sigo mostrando mi trabajo.
Al principio me costaba mucho hacer collages, los primeros que os he mostrado eran sencillos pero importantes para mi en ese momento. Creo que me sentía un poco pretenciosa por querer hacer algo así. Hasta que un dia me atreví a dar un paso adelante. Este es el resultado:



Es el primer collage al que le puse un título: Víctimas de nosotros mismos. Todavía ahora cuando lo veo me da un pequeño escalofrío. Me atreví a ponerle la foto de un enfermo en un campo de refugiados republicanos españoles a la publicidad de una tienda de ropa, creo, que ya no existe. El conjunto encerrado en una reja. Fue la primera vez que me di cuenta que podía expresar algo de esta forma. Me gustó poder hacerlo.

1 comentario:

clau dijo...

Caramba! aquest collage es molt potent, els colors lligen molt bé, el rosa i el verd, les textures, la reixa, el color es l'idoni, i una foto tan pessimista, una incómoda referéncia d'un trist passat en blanc i al mig d'un reclam tan consumista i viu en colors. M'agrada el contrast que a l'hora lliga molt bé