sábado, 4 de julio de 2009

miércoles, 1 de julio de 2009

Perdiendo los fuets (y II)


De cerca te das cuenta que no se trata un golpe de calor ni que te haya dado una liposucción. Un fuet de verdad con su cuerdecita y todo, ha perdido a su mamá y a su papá. Si alguien lo recooce, contacte con el jefe de la estación Renfe de Paseo de Gracia. Suerte

Perdiendo los fuets


Con el cerebro reblandecido por las altas temperaturas, uno puede creer estar viendo espejismos en los túneles de la estación.