miércoles, 10 de diciembre de 2008

Cómo empezó


El blog nació el otro día porque si.

Pero todo empezó con una libreta:














La había comprado, estaba en casa y sentí el impulso de llenarla de algo. De algo que sólo fuera para mi.

El nacimiento de Venus de Botticelli. Típico de chica. El cuadro siempre me gustó. Aunque teniéndolo delante todo cambia, se desmitifica por completo. Me imagino que ha sido uno de los cuadros más reproducidos, y te lo venden como si fuera una cosa. Cuando lo ves en realidad es mucho más sencillo y está mal iluminado. Pero así es mejor. La gente llega delante de él y se marcha enseguida, decepcionados. Así te puedes quedar un ratito mirándolo, imaginandolo. Aunque al final también te vas.

Cuando empecé con la libreta, pegaba imágenes que me gustaban, cosas que me hacían pensar, y añadía la reflexión. Las reflexiones eran banales y me cansé de ellas bastante pronto. La libreta se quedó en la estantería mucho tiempo.

Hasta que me di cuenta que lo único que me interesaba para esa libreta era hacer collages. De esta manera la libreta empezó a engordar.












¿Por qué hacer collages? Pues no lo sé. Me gusta ver imágenes, pero muchas veces las imágenes no me gustan. Cortándolas y pegándolas a mi antojo podía manipularlas, mezclarlas, romperlas y convertirlas en algo que me satisfacía más de lo que observaba a primera vista.

Y un largo tiempo después, hice un blog.

No hay comentarios: