martes, 10 de noviembre de 2009

La orquesta Borderline


De Alemania viene la siguiente curiosidad idiomática: la orquesta Borderline, plato fuerte de la Oktoberfest en Weimar, Turingia. No sé si los hubiera ido a ver, la pinta de estos chicos y su nombre... resultan bastante anticlímax. ¿Será por eso que la entrada valía sólo 6 euros? Y además, ¿regalaban un tanque de cerveza y dos bretzels para animar al público a escucharles? Eso nunca lo sabremos. Tampoco podremos juzgar su calidad musical, ni su simpatía en escena. Quizás alguien les debería explicar que han escogido llamarse de una manera algo peculiar y poco atractiva. Más que nada por si quieren internacionalizarse, aquí no se comerían ni un colín.

No hay comentarios: