jueves, 6 de agosto de 2009

Sección de contactos: Los hombres vampiros

Thomas Hobbes lo escribió bien claro en el Leviatán: "El hombre es un lobo para el hombre". El Periscopio ha reflexionado y se pregunta: "¿El hombre es un vampiro para la mujer?" Quizás no estemos tan lejos de encontrar una respuesta.

En la recien inagurada sección de Contactos del Periscopio apareció este anuncio.

Vampiro madurito-interesante, fumador compulsivo y desorejado busca carne fresca para fiestas íntimas ensangrentadas. Dejad un mensaje en este blog.

Los hombres con peluquín dan un poco de repelús. Pero un vampiro con peluca de calamar hace dudar de sus intenciones.

A mi me da a veces ese yuyu Hobbesiano de que todos los hombres son vampiros y están aquí para sacarse la sangre entre ellos y sacársela también a los todos los demás sexos que se encuentran a su alrededor. Entre el que no le gusta que a los toros vayas con minifalda, el que no estaba muerto que estaba de parranda, y aquél que la mató porque era suya, el panorama es poco alentador. Pero como no me gustan las mujeres, y además la semilla hay que sacarla de algún sitio, me propongo encontrar una buena crema para el cuerpo al perfume de ajo tierno para apartar malos espiritus (léase es-pi-rí-tus) para usarla en aquellos momentos en que una necesita que la dejen tranquila.

Cuánta razón tiene la Bernarda, protagonista indiscutible del vídeo instructivo sobre la Verbena que todos vosotros debeis ya conocer de memoria a estas alturas. Ella decía con gran sabiduría sobre aquél que salía disparado como un "cobete": "Era atractivo, pero muy impetuoso". La mayoría son así, qué le vamos a hacer. Pero mucho peor es que sean unos auténticos muermos...

Amigas y amigos, espero vuestra reacción a este tema candente. ¡Qué bonito seria que inundarais literalmente el blog con vuestras sabias opiniones y comentarios! Se aprende tanto de vosotros...

No hay comentarios: