domingo, 2 de agosto de 2009

Jugar a los barcos con el periscopio bajado

Este verano vuelve loco al más pintado. Entre mini-veraneo, chapa y pintura del hogar y el posterior arreglo físico y mental del territorio llamado casa casi se me hunde el periscopio. Hace casi un mes que se estaba yendo a pique... ¡Madre del amor hermoso! Eso hay que arreglarlo de alguna manera.

La solución de urgencia es sencilla, rápida y espero que efectiva. Ahí van dos clásicos vídeos instructivos sobre el ligar y las verbenas, dos temas imprescindibles para la estación en la que estamos. Espero que puedan ayudar a alguien con sus sabios consejos. No hay gloria ninguna por parte del Periscopio, es sólo un toquecillo para comprobar que el sónar sigue en funcionamiento
.




No hay comentarios: