jueves, 19 de marzo de 2009

Arte egipcio (parte 1)

Para que nos volvamos todos un poco más cultos y -porqué no- más finos tenemos que leer, ir a museos, ir al teatro... Y además hacer ver que entendemos de todo. El periscopio se da cuenta que estas actividades no siempre son posibles, así que inagura una serie de entradas sobre curiosidades del arte. No aprendereis gran cosa, pero por lo menos podreis contar alguna chorradilla a vuestros amigos.

Una de las grandes preguntas es: ¿Por qué los egipcios mostraban a la gente de perfil?. Otra pregunta que me he hecho es: ¿Por qué la gente se pone a bailar de lado cuando ponen "Walk like an egyptian" en cualquier disco pseudocutreochentera?

En realidad, los egipcios no pintaban de perfil. La cara y los pies se ponían de perfil, en cambio el cuerpo y los ojos se ponían de cara. La respuesta es sencilla: los egipcios sabían mucho sobre el cuerpo humano y para inmortalizar los elementos que habían sido importantes en la vida de un difunto, decoraban las paredes de su tumba de la forma más realista posible. No se trata de plasmar las cosas tal y como son, sino de que se vean de la mejor manera. Para mostrar una nariz, es mejor de perfil. En cambio las pupilas de los ojos sólo se ven de frente. El cuerpo se ve mejor de cara, pero los pies se aprecian mejor de lado. Así se les veía enteros tal como eran. ¿cómo os habeis quedado?

En la próxima entrada vereis la interpretación que el Periscopio está haciendo sobre el arte egipcio. Prometido.

No hay comentarios: