viernes, 20 de febrero de 2009

Una vieja historia



No hay historia, os he engañado. Es sólo un viejo collage, poco sofisticado pero uno de los primeros en los que el Periscopio pareció orientarse hacia algo más que el cortar y pegar. Esa diferencia fue el pensar antes de hacerlo. Quizás parece una tontería sin importancia, pero abre un mundo de posibilidades. Y para ponernos intelectuales, Cartier-Bresson decía que el fotógrafo debía pensar antes de disparar una foto, pero no durante el disparo. No es un mal consejo.

No hay comentarios: