jueves, 26 de febrero de 2009

Un par de hostias a tiempo

Aunque la música sea horrible, este vídeo está estupendo. A veces pegar a alguien de forma gratuita puede llegar a ser estético. Fijaros en los movimientos de las caras después del golpe. Son tan elásticos y ondulantes. Hasta bonitos. Pero no lo intenteis en casa solos. Comprad un guante de boxeo muy rojo, y pedidle prestada la cámara a aquel amigo/a coñazo/a que siempre pone fotos vuestras en Facebook sin avisaros. Invitad a alguien al que no soporteis -puede ser el mismo tipo/a facebookero/a- a un sitio tranquilo con buena iluminación, la cámara y buena música a ser posible. Le dais unas cuantas-muchas cervezas y le animais para hacer un vídeo del estilo -sin decirselo, por supuesto-. Seguro que os denuncia y no lo volveis a ver nunca más, salvo en el juzgado. Pero sin duda, os habreis sacado un gran peso de encima. Y no os colgaran en Facebook más. Todo ventajas.



No hay comentarios: