martes, 12 de mayo de 2009

Una mujer con suerte

Tengo que reconocer que soy una mujer con mucha suerte. Esta primavera y la Niña me han colmado de regalos de los que dan gran felicidad.

Las galletas Cacaolat -buenísimas y nunca antes vistas-

Las tijeras múltiples soñadas por cualquiera que quiera convertirse en collagero -una herramienta caída del cielo-




La prima regordeta de Shaun the Sheep (la oveja comilona de Wallace & Gromit)

Y, Sofía -ciao,ciao!-

Como me he quedado afónica por culpa de un virus y no puedo hablar en dos días, mejor periscopear.

Por cierto, ¿porqué no dejais comentarios? Es lo que hace que un bloguero siga adelante y por lo menos parece que alguien se lea lo que cuelgas. Es una pregunta que me hago.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues....yo no dejo comentarios por que lo que me gusta es mirar...si me gustara escribir a lo mejor me hacía un blog!.
Pero que sepas que te leo siempre, siempre, siempre.
Besos
??????